Un paso más allá de la Democracia => OPTOCRACIA

En la actualidad, la misma palabra “Democracia” se utiliza para hacer referencia a un método, a varios sistemas y a muchas doctrinas. (ver más sobre esto aquí)

Esta página busca cambiar la vieja consigna que muchos tienen en su cabeza: “La Democracia es el mejor sistema de gobierno posible”.  Ya bien entrado el siglo 21, la realidad es que la Democracia no continúa siendo el mejor sistema de gobierno posible. Esto incluye al “Sistema Representativo” (liberal o no) y a todas las “Democracias Verdaderas”

No es cierto que tus conciudadanos son especialmente ignorantes y tampoco es cierto que tus políticos son especialmente ladrones o incompetentes comparados con los del resto del mundo.

Todas aquellas personas que esperan alcanzar un futuro mejor, aquellos que quieren vivir en una sociedad que brinde buenas condiciones de desarrollo para todos los ciudadanos y aquellos que sueñan con habitar un mundo equilibrado, deben hacer un esfuerzo para liberarse de esa vieja consigna.

La vieja consigna subsiste gracias a que la Democracia es un buen negocio para unos pocos y también como consecuencia de nuestro deseo inconsciente de justificar la falta de resultados de la Democracia. Cambiar nos exige un esfuerzo, justificar a la Democracia es más fácil y responsabilizar a los demás es mucho más fácil.

Aquellos que no coinciden ideológicamente con un gobierno democrático en ejercicio, justifican a la ineficiencia del sistema Democracia, sosteniendo que dicha ineficiencia es responsabilidad precisamente de la idea aplicada por el gobierno o de la falta de idoneidad de las personas que ejercen el gobierno. Aquellos que si coinciden ideológicamente con un gobierno democrático en ejercicio, justifican a la ineficiencia del sistema Democracia, creyendo que esa ineficiencia se produce por culpa de la falta de educación de las personas, o como consecuencia de la herencia recibida. Otros sostienen que el sistema de gobierno que tenemos no es una “Democracia Verdadera”.

Hay un nuevo sistema que se denomina Optocracia que supera a los sistemas Democracia. (ver como es la Optocracia aquí)

El problema no son las ideas ni las personas, el problema es el sistema. Los sistemas Democracia tienen 7 “fallas sistémicas” y la Optocracia las soluciona. (ver más sobre las fallas aquí)

La Optocracia no es política. La Optocracia no es una idea de derecha o una idea de izquierda. La Optocracia es un sistema de gobierno en el que las ideas trabajan en forma conjunta y que no necesita que los ciudadanos sean seres ideales.

Si entendemos a la Democracia como “el poder del pueblo como masa sin responsabilidad”, la Optocracia es “el poder de todos los ciudadanos como un conjunto de personas independientes y responsables”.

Operativamente, el ciudadano solo tiene que hacer un simple trámite cada 4 años similar a renovar el documento de identidad o el pasaporte. Solo alguien que quiere seguir usufructuando de la Democracia puede decir que la Optocracia es algo complicado o utópico.

Los seres humanos solemos ser bastante testarudos y reacios a aceptar cambios. Solemos confundir el sistema con la doctrina. Somos mucho más cerrados cuando se habla de cambiar una bandera que hemos adoptado como “nuestro acto de revolución”, como algo que nos hace sentir que “nuestra juventud valió la pena”. No importa que esa revolución sea un tanto vieja e inefectiva.

La Optocracia primero tiene que ocupar su lugar entre las ideas del mundo, crecer y desarrollarse. También necesita que gran parte de las personas no continúe creyendo la vieja consigna. Un camino natural y sin violencia.

No van a faltar quienes quieran menoscabar el concepto de Optocracia, incluso sin  haber hecho el esfuerzo por comprender el sistema. Van a expresar a su manera que la Optocracia es algo teórico, inaplicable, utópico, de dementes, de necios. Van a seguir justificando al sistema Democracia afirmando y creyendo que el problema se produce  porque sus conciudadanos son especialmente ignorantes o que sus políticos son especialmente ladrones o incompetentes. Otros simplemente van a seguir confundiendo el sistema con la doctrina.

Los invito a hacer el esfuerzo por ustedes mismos y por sus hijos. Los invito a dar el primer paso, a comprender de que se trata la Optocracia, a desprenderse de los prejuicios, a superar la vieja consigna y a descubrir porqué la Optocracia es un sistema de gobierno mejor y que es un sistema práctico, simple y justo.

Albert Einstein dijo algo así como “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Me parece que desde hace mucho tiempo venimos haciendo lo mismo.

Si quieres preguntarme o sugerirme o cuestionarme algo o simplemente insultarme puedes escribirme a debate@optocracia.com.ar o simplemente dejarme un mensaje en esta misma página (aquí). También puedes obtener más información cliqueando “Siguiente” o buscando un tema específico en el menú que se encuentra en la parte superior de esta página.

Si te gusta el concepto, me ayudaría mucho que lo compartas y difundas.

 

Luis María Guerrero

 

Siguiente